Hace un par de semanas Silvia V. me comentaba en un post que algún día podía contaros algo sobre como visten las camas en los países nórdicos y hoy os voy a contar un poco mi experiencia. No es la primera vez que sale el tema, de hecho AciDia un día también me hizo alguna pregunta sobre el misterio de los colchoncillos. La cuestión es cómo vestir una cama doble, que no doble con los estándares españoles, sino de 180/200 x 200/220 que eso es mucha cama y mucha funda!! Para empezar decir que la mayoría de estas camas suelen estar formadas por dos colchones individuales, normalmente de 90cm o de 100cm de ancho, que juntos, al final nos dan la anchura total. El colchoncillo (una sola pieza con la anchura final) sirve para unificar toda la superficie, sin que quede un incómodo hueco en el medio (y os prometo que no se nota que son dos colchones). En cuanto a las fundas nórdicas, lo más práctico es tener dos. Tanto para luego lavarlas, como para dormir. Cuando estás acostumbrado a dormir con tu propia funda, ya no puedes compartir una doble :O A continuación os he recopilado algunas fotos del blog para ilustrar lo que os cuento.

 

29

39

49

58

68

79

87

97

107

120

127

136

145

155

165

175

184

192

1111

 

 

 

Vía – Delikatissen

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here